Calibración del monitor

La temperatura de color del monitor debería ajustarse en 5000 K (D50). Es importante también que se compare la impresión o el producto final bajo las mismas condiciones de temperatura de la luz (5000 K). El valor estándar del sector es 5000 kelvins (D50).

A menudo, se utiliza también 6500 kelvins; no obstante, la temperatura de color es algo más fría (más azulada), por lo que el resultado se puede ver alterado.

El kelvin es una unidad de medida para la temperatura. D50 representa 5000 kelvins (luz de día). La D65 se corresponde con una temperatura de 6500 kelvins y es claramente más azul que la D50.

Resumen de la calibración:

Para que la gestión de color funcione correctamente, es importante que su monitor esté calibrado como es debido:

  • La luminosidad del monitor se debe establecer en un valor comprendido entre las 90 y 120 candelas por m².
  • La temperatura de color debe fijarse en 5000 kelvins (D50)
  • El valor gamma debería ser 2.2
Este sitio web utiliza cookies. Mediante un uso posterior, usted acepta el uso de cookies. Para más información sobre el uso de cookies, por favor lea aquí.
Aceptar